¡Bienvenid@s a Lluvia de cuentos!

¡Bienvenid@s a Lluvia de cuentos!
Hoy leva anclas este nuevo espacio que recogerá cuentos, relatos, historias..., ya sean escritas o de tradición oral. Nace con la intención de reunir una serie de textos dirigidos al público infantil, que sean enriquecedores para su desarrollo integral y que estén llenos de fantasía, sueños, creatividad, libertad, imaginación, magia, valores...  

Para que conozcáis un poco mejor este espacio os dejo un cuento fugaz que he creado:



En una ciudad de grandes y grises edificios  vivía Tersé, una niña curiosa, que cada día andaba inventando algo nuevo.
Una tarde de Otoño mientras volvía a casa, el viento comenzó a soplar, las hojitas flotaban sobre el suelo y bailaban dulcemente formando un remolino de brillantes colores anaranjados. Tersé se quedó parada observándolo, sin darse cuenta de que las nubes empezaban a cubrir el cielo, convirtiéndose en un gran manto de algodón grisáceo.  De repente, unas gotas de lluvia comenzaron a caer sobre sus hombros y su cabeza, Tersé miro al cielo y vio, cómo desde allí arriba, una nube juguetona de color violeta, iba dando saltitos de un lado al otro,  dejando caer algo más que gotas de agua.

Tersé siguió a la nube, chapoteando en los charcos que está dejaba a su paso. Pero no eran unos charcos normales, tenían algo diferente. Dentro del agua Tersé podía ver letras que bailaban formando palabras, cuando se percató de esto metió ambos pies en el charco y comenzó a escuchar una voz que a lo lejos le susurraba una de esas historias que le contaba su abuela antes de dormir. Al escuchar las palabras del relato ,miles de recuerdos aparecieron mezclados con nuevos sueños  y fantasías. En aquel momento una sensación de alegría e ilusión lleno su corazón. 
Tersé comprendió entonces, que aquella no era una nube cualquiera,  era la encargada de traer la lluvia de cuentos y que si estas atento, en cualquier momento puede aparecer ante ti una historia que te haga volar a lugares lejanos y mundos desconocidos, e incluso te permita meterte en la piel de cualquier personaje y vivir sus aventuras.

Desde entonces Tersé siempre lleva puestas sus botas de agua, vea nubes de tormenta o no, así puede estar preparada en todo momento para las historias que la lluvia de cuentos trae. Y como le gustan tanto sus relatos,  a veces lleva su paraguas con ella, para darle la vuelta y poder recoger en el todos los cuentos que pueda.

Espero que como a Tersé, os gusten las historias que traiga la lluvia de cuentos, y que os llenen de alegría e ilusión. Para despedirme os dejo este vídeo que parece estar hecho para la ocasión, aunque se creara para el día del libro: